La cabaña de la familia Ceriani Cernadas subastará productos 2015 en su Gran Venta Primavera, que tendrá lugar el martes 12 de septiembre, en el Tattersall de Palermo.
 
Remata el Haras La Quebrada y sobran los motivos para estar en el Salón Tattersall del Hipódromo Argentino de Palermo, el próximo martes 12 de septiembre. Es una cita obligada con la tradición. Se venderán hijos de los consagrados Grand Reward, The Leopard y Key Deputy, como así también de los atractivos Stay Thirsty y Angiolo, más las primeras camadas de Endorsement e Indy Point.
Hernán Ceriani Cernadas se ilusiona con las primeras crías de los dos últimos. El primero es un diamante en bruto por el que espera resultados interesantes y el segundo, más cercano y conocido en el ámbito local, es de los mejores caballos surgidos de la cabaña de su familia, en tiempos recientes.
“Estamos muy contentos con el nivel de productos que vamos a sacar a la venta. De los padrillos conocidos no hay mucho que agregar y respecto de las primeras producciones de Endorsemente e Indy Point hay sobradas expectativas. Son dos caballos bárbaros, con campañas muy buenas y una genética probada en el mundo. A Edorsement lo apoyamos con hijas de Southern Halo, Salt Lake y Mutakddim; y a Indy Point lo acompañamos con descendientes de Southern Halo, Easing Along, Mutakddim, Luhuk y Salt Lake. Es decir, ambos recibieron un fuerte respaldo genético.”
De Indy Point no hay mucho por agregar y es más conocido por los compradores de La Quebrada. Se trata de un hijo de Indygo Shiner, en madre por Parade Marshal que a sus dos años consiguió el Gran Premio Estrellas Juvenile (G1 – 1600 metros), en Palermo. A los tres ganó el Clásico Cané (G2 – 1600m), fue segundo en la Polla de Potrillos y conquistó en forma consecutiva los grandes premios Jockey Club (G1 – 2000m) y Nacional (G1 – 2500m), para culminar la temporada con un segundo lugar en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini (G1 – 2400 metros).
Lo mejor de Indy Point llegaría en USA, en su campaña de cuatro años, donde se estrenó victorioso en el Wickerr Stakes (1600 metros), falló en el Arlington Million –su jinete lo levantó y cruzó al tranco- y consiguió una victoria tremenda en el John Henry Turf Championship (G2 – 2000m), que lo catapultó a ser considerado uno de los favoritos en el Breedeers’ Cup Turf (G1 – 2400 metros).
Ahí correría la carrera de su vida para terminar tercero de los sensacionales Magician y The Fugue, en la que fue una de las mejores actuaciones argentinas en la historia de la BC y en USA también.
Fue tal el suceso conseguido con aquel puñado de gestiones que su propietario –Felipe Lovisi- decidió regresarlo a Argentina y acordó con Hernán Ceriani alojarlo en padrillera de La Quebrada.
“Decidimos incorporarlo a La Quebrada pues entendimos que reunía los requisitos para ser parte de nuestro haras. Su campaña fue brillante y no ganó la Cuádruple Corona por esas cosas de las carreras. Lo mismo sucedió en USA, donde quedó muy cerca de la gloria en una de las pruebas más duras de la temporada, en aquel país. Su genética nos identifica y su físico nos cautivó. Por eso lo apoyamos con lo mejor y estamos contentos por los potrillos que produce”

indy-point

Indy Point 

Endorsement merece una presentación más detallada pero Hernán se ocupa de resumirlo con tres aspectos que marcaron su campaña: “Endorsement fue un legítimo contendiente para el Kentucky Derby aunque, lamentablemente, una lesión lo dejo fuera de la carrera y después de eso vino lo mejor. El caballo superó una operación de rodilla y corrió libre de medicamentos hasta el momento de su retiro. Con todo eso fue dos veces ganador de G3, antes y después de su lesión, y hay un dato muy curioso: Fue segundo de Indy Point en el Wickerr Stakes.”
Este alazán hijo de Distorted Humor superó serios problemas de salud, que no lo privaron de sobresalir en cotejos de relevancia. Incluso, libre de drogas, brindó una campaña por demás auspiciosa que se truncó por cuestiones puntuales. De no haber sido por ello, hoy tal vez estaría en algún haras cotizado de USA y disponer de sus servicios en Argentina, sería algo utópico.
“Endorsement es de esos caballos que te cautivan y que generan empatía. Completamente sano, corrió libre de Lasix y otros medicamentos. También mostró temperamento y actitud para reponerse de una lesión que lo dejó inactivo por casi dos años y son detalles que no se pueden pasar por alto.”
Se lo escucha convencido a Hernán, al hablar de los dos sementales cuyas primeras producciones se venderán en los próximos días. Sabe que la marca que es La Quebrada es razón más que suficiente como para esperar lo mejor de una venta que siempre resulta una tentación para sus clientes. 

endorsement

Endorsement

(Artículo publicado por Revista Palermo Blanca, en su edición del miércoles 30 de agosto)